Cómo preparar la sémola de trigo o cous-cous

El cous-cous es un complemento muy adecuado para hacer ensaladas (como la tabulé) o para acompañar a otros platos. En casa, como más nos gusta es cuando lo hago para acompañar al pollo, cordero y verduras  (encontraréis la receta en el blog, con el nombre de cous-cous), pero cada vez más la voy acompañando a cualquier receta de estofado.

Yo no tengo una cuscusera o vaporera, donde poder hacer la sémola, pero me voy apañando muy bien con los cazos que tengo en casa. 

Para que nos salga en su punto, hay que tener en cuenta que las medidas de agua y de sémola, han de ser las mimas. Por ejemplo, para 250 gr. de sémola, necesitamos 250 ml. de agua. Esas medidas, las podemos conseguir, pesando los ingredientes o tomando como referencia un vaso de los que tenemos en casa, de los que llaman de agua, porque es la capacidad que cabe en ellos (aproximadamente). Si necesitamos hacer cantidades inferiores o superiores, ya tenemos que tener a mano peso y vaso medidor de líquidos. 

Aquí vamos con la manera de hacerlo.

Ingredientes:

250 gr. de sémola de trigo
250 ml. de agua
un chorrito de aceite
un poquito de sal 
un cucharada de mantequilla

Preparación:

1.- En un cazo ponemos el agua a calentar. Cuando esté a punto de hervir. le añadimos el aceite y la sal.
2.- Cuando empiece a hervir, apartamos el cazo del fuego y echamos la sémola. Con un tenedor de madera lo removemos para que se mezcle bien y lo dejamos reposar, tapado con un trapo limpio, durante unos 3 minutos.
3.- Pasado ese tiempo, destapamos y echamos la mantequilla y mezclamos con movimientos suaves, para que el grano quede suelto.

Fácil y rápido, verdad??



2 comentarios:

  1. Muchas gracias, lo voy hacer, tengo sémola y quiero hacerla para acompañante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Es un acompañamiento genial para muchos platos y para hacer ensaladas con verduras, tipo tabulé.

      Eliminar